El presidente de EE.UU., Donald Trump, defendió ayer en su estreno en la Asamblea General de la ONU su principio de “Estados Unidos primero”, y dijo que todos los líderes del mundo deberían seguirlo y pensar también en sus propios intereses, aunque sin abandonar la cooperación en ciertos temas.
“Como presidente, siempre pondré a Estados Unidos primero, igual que ustedes, como líderes de sus países, deberían siempre poner a sus propios países primero”, dijo Trump en su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU.
El mandatario llamó a “renovar el principio de soberanía”, y destacó que “todos los líderes responsables tienen la obligación de servir a sus propios ciudadanos”, y que el “Estado nación sigue siendo el mejor vehículo para elevar la condición humana”.
Sobre Venezuela, afirmó que Venezuela está “al borde del colapso total” y dijo que su país está listo para adoptar nuevas medidas si el presidente Nicolás Maduro “persiste en su camino para imponer un régimen autoritario”.
“El pueblo venezolano está hambriento y su país está colapsando”, afirmó Trump en su discurso. “La dictadura socialista de Maduro ha generado un dolor terrible y un sufrimiento al pueblo de ese país”, agregó.
Trump criticó la “corrupción” que ha “destruido una próspera nación, imponiendo la ideología, generando pobreza y miseria en todos los lugares donde ha llegado”. “El pueblo venezolano está hambriento y su país está colapsando”.
Con respecto a Irán, Trump declaró que el acuerdo nuclear firmado por EEUU y otras potencias con Teherán en 2015 es “una vergüenza” que su Gobierno podría abandonar si sospecha que “proporciona una tapadera para una eventual construcción de un programa nuclear”. “No podemos permitir que un régimen asesino siga con sus actividades desestabilizadoras mientras construye peligrosos misiles”, afirmó Trump al pedir al resto de países que se unan a él y reclamen a Irán el fin de “su búsqueda de la muerte y la destrucción”.
Países como Rusia o China quedaron fuera del discurso de Trump. Sí quiso advertir Trump de los peligros de la “migración descontrolada” y abogó por ayudar a los refugiados “lo más cerca posible de sus países”, en lugar de reasentarlos en Estados Unidos.
Cuba
Trump tildó ayer de “corrupto” y desestabilizador al régimen cubano, al reiterar que el embargo económico que pesa sobre la isla no se levantará hasta que se produzcan las necesarias reformas. “No levantaremos las sanciones al Gobierno cubano hasta que haga reformas fundamentales”.
Sobre Norcorea, dijo que “Estados Unidos tiene una gran fortaleza y paciencia, pero si nos vemos forzados a defendernos o (defender) a nuestros aliados, no tendremos más remedio que destruir totalmente a Corea del Norte”, advirtió el mandatario, cuya amenaza fue recibida con cierta estupefacción entre los presentes.
MADURO: ES UNA AMENAZA DE MUERTE
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró ayer que, según su interpretación, las declaraciones de su homólogo estadounidense, Donald Trump, durante la Asamblea General de la ONU significan una amenaza de muerte hacia su persona. “La amenaza que ha hecho hoy y ayer Donald Trump yo la sé interpretar correcta y exactamente y quiero decírselo al pueblo: Donald Trump ayer amenazó de muerte al presidente de la República Bolivariana de Venezuela”, dijo desde el palacio presidencial en cadena obligatoria de radio y televisión.
Además, Trump se reunió antier en Nueva York con sus homólogos de Colombia, Juan Manuel Santos; de Panamá, Juan Carlos Varela; de Brasil, Michel Temer, y la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti; en un encuentro que Maduro calificó ayer como la “cena de los Judas”. “Debe saberlo, que el presidente Nicolás Maduro (…) seguirá aquí mandando. De pie defenderemos la paz y ganaremos la vida a través de la paz, de la soberanía”…

Dejar respuesta