Los ‘selfies’ están ahora en todas partes en las redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter, y pronto su banco podría estar pidiéndole una para aprobar su compra o solicitar su tarjeta de crédito.
El gigante de procesamiento de pagos Visa, está lanzando una plataforma para permitir que los bancos integren varios tipos de biometría -su huella dactilar, cara, voz, etc.- en la aprobación de solicitudes y pagos de tarjetas de crédito.
Las personas podrían experimentar la nueva plataforma que sugiere Visa en formas diferentes.
Si alguien solicita una tarjeta de crédito en su teléfono inteligente, la aplicación bancaria podría pedirle que se tome una selfie y luego tome una fotografía de su licencia de conducir o del pasaporte. La tecnología luego comparará las fotos de las similitudes faciales y verificará la validez de sus documentos, todo en cuestión de segundos.
La ‘selfie’ también podría desempeñar un papel importante en una compra en línea. Con la aceptación más amplia de tarjetas de chip en los últimos años, el fraude ha aumentado, según Mark Nelsen, vicepresidente senior de productos de riesgo y autenticación de Visa.
En lugar de recibir una llamada automática de un banco por una transacción dudosa, esta nueva tecnología podría permitir al usuario hacer uso de la identificación táctil de Apple u otra tecnología de reconocimiento de huellas dactilares, tomar una selfie o grabar su voz, para verificar que se realizó la transacción correcta.
Este anuncio llega luego de conocerse recientemente que la agencia de crédito Equifax, fue objeto del robo de información personal de 145.5 millones de estadounidenses.
Lea: Equifax: “Sistema no fue comprometido en último susto cibernético”
La información robada contenía fechas de nacimiento, números de seguridad social, direcciones, apellidos y otros datos que podrían usarse enseguida o dentro de 20 años para cometer fraude de identidad.
Las compañías financieras están particularmente interesadas en la biometría para evitar el fraude. Mientras que una fecha de nacimiento, el número de Seguro Social o el apellido pueden ser más fácilmente robados o imitados, como sabe cualquier persona que haya sido víctima de un fraude de identidad, será mucho más difícil trasplantar de manera fraudulenta la cara, las huellas digitales o la voz de una persona.
La defensa tradicional de un banco contra los datos personales robados ha sido que los clientes no cambian sus contraseñas con regularidad o usan la misma contraseña para varios sitios, de modo que “si se la roban de una ubicación, pueden verse afectadas otras ubicaciones”.
“Los métodos tradicionales para autenticar la identidad de un cliente ya no están diseñados para las nuevas formas en que las personas compran y pagan”, agregó Nelsen.
Los bancos han estado haciendo intentos con la biometría por un par de años para probar nuevas opciones de seguridad. Muchos ahora aceptan la identificación táctil de Apple en sus aplicaciones de iPhone, que usa la huella dactilar para verificar la identidad de una persona. Citigroup, por ejemplo ya ha intentado el reconocimiento facial en su aplicación bancaria.
La plataforma que tiene la tarjejta Visa, que oficialmente se conoce como Visa ID Intelligence, ofrecerá a los bancos y cooperativas de crédito, un lugar para instalar la tecnología biométrica.
Este nuevo paso, podría convertirse en una App Store de Apple o una tienda de Google Play, diseñada para bancos.