La Policía española detuvo a un presunto sicario acusado de matar a tiros en la República Dominicana a un controlador y a un conductor de autobuses, sobre el que pesaba una orden internacional de detención para su extradición.
El individuo fue arrestado en Tarrasa (Barcelona) y está supuestamente relacionado con un violento clan dedicado al control ilegal de empresas de transportes en Santo Domingo, informó hoy la Policía.
Además, las autoridades policiales dominicanas le acusan de ser el autor material de la muerte de otros cuatro conductores de autobuses, en las mismas circunstancias.
La localización y detención del fugitivo tuvo lugar gracias a la cooperación policial internacional.
Según la información aportada por las autoridades policiales dominicanas, el detenido se presentó el 17 de enero de 2015 junto a otro cómplice en una parada de autobuses de la capital, donde disparó varios tiros en el tórax a un controlador y a un conductor de autobuses, causándoles la muerte a ambos de manera inmediata.
La policía de Santo Domingo determinó después que el autor había causado la muerte, en circunstancias similares, de otros cuatro chóferes, huyendo luego del país.
El fugitivo fue detenido cerca de su domicilio, donde residía con otros compatriotas, con documentación falsa, a finales de agosto, según se ha sabido hoy.

Dejar respuesta