La solución al nivel de congestión vehicular y el avanzado deterioro de la capa de asfalto, en la confluencia de líneas viales en el área de Pintura, permanece “incierta” hasta tanto se produzca una definición de las operaciones de la empresa Odebrecht aquí, que es la adjudicataria de ese y otros contratos de obras estatales, según afirma el viceministro de Obras Públicas, Ramón Pepín.
“El problema de la calzada que sale hacia el Sur, y hacia la prolongación 27 de Febrero, ese tramo, desde la avenida Luperón hasta el puente seco que cruza por debajo de la 27, ahí hay un problema serio de la base”, dijo el funcionario, al comentar un reportaje de Listín Diario sobre el malestar de tránsito reinante en esa vía.
En ese tramo, indicó Pepín, se han estado produciendo desde hace mucho tiempo unas deformaciones complicadas, estando en el subsuelo la causa el problema, que es de una constitución arcillosa, limosa, agravada por el rodamiento de los vehículos pesados, que genera su deformación. El caso de Pintura y otros proyectos viales son parte de los contratos de los que aún el ministerio espera una definición, “porque están entre las obras que va a ejecutar la Odebrecht”, indico el funcionario.
Esos contratos de los que habla Pepín, que son parte de un paquete de compromisos entre la Odebrecht y el Estado, “están inciertos, hasta que compras y contrataciones decida sobre ellos…”, indicó.

Dejar respuesta