VENTURAS, CUYAS HONRAS FÚNEBRES FUERON EL MARTES, SE ENCONTRABA A UNAS SEMANAS DE LOS ENTRENAMIENTOS PRIMAVERALES EN SURPRISE, ARIZONA.

Horas previas a que Yordano Ventura se accidentara en su vehículo personalizado marca “Wrangler” al perder el control y le costara su vida en la carretera Juan Adrián, disfrutaba en compañía de amigos el sábado por la noche en las Fiestas Patronales de San José de Ocoa.
De acuerdo a una información publicada por Rustin Dodd y Maria Tores del Kansas City Star en (kansascity.com), la cual también señala que estaba con amigos y hospedado en un hotel de la zona, según Jacobo Mateo Moquete, de la Comisión Militar y Policial del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones.
Al final de la noche del sábado, abandonó esas fiestas, donde fue fotografiado con amigos y se dirigió hacia el Cibao, a unos 80 kilometros de distancia, dijo su agente José Luis Rojas a un canal de televisión local.
Según Mateo Moquete, Ventura perdió el control del vehículo a primera hora del domingo en la localidad de Juan Adrián. El impacto del choque destruyó una barra que bordeaba el lado derecho de la carretera.
Moquete dijo que cree que la velocidad pudiera haber sido un factor en el accidente.
“Es un carretera abierto”, dijo Mateo Moquete en una entrevista telefónica. “Está en excelente forma. Pero como es una zona montañosa, tienes que conducir con precaución”, agregó.
Asimismo, Angela Martínez dijo a la agencia de noticias Prensa Asociada que Ventura no acostumbraba conducir a gran velocidad, ya que había quedado muy impactado por la muerte de su gran amigo y compatriota Oscar Taveras, jardinero de los Cardenales de San Luis, en otro accidente vial en octubre del 2014.
Ventura, cuyas honras fúnebres serán este martes, se encontraba a sólo unas semanas de su entrenamiento primaveral en Surprise, Arizona. Había pasado la mayor parte de la temporada baja en República Dominicana, trabajando en la Academia de los Reales de Kansas City en Guerra y compartiendo su tiempo con con amigos y familiares en su casa.