Mundiales

Diez millones sin empleo en EEUU por coronavirus

El coronavirus dejó a 10 mi­llones de estadounidenses sin empleo en solo dos se­manas, el colapso más rápi­do e impactante que se haya visto en el mercado laboral de Estados Unidos, y las pér­didas podrían duplicarse a finales de mes a medida que la pandemia hace mella en las economías de todo el mundo.

El gobierno estadouni­dense informó ayer que 6,6 millones de personas soli­citaron el seguro semanal por desempleo, cifra que se suma a los 3,3 millones de la semana previa. Las som­brías noticias económicas llegan mientras se intensi­fica la competencia por las máscaras y diversos equipos de protección ante la cre­ciente evidencia de que las personas infectadas asinto­máticas pueden transmitir el virus.

Las muertes continúan aumentando en Italia y Es­paña a una velocidad alar­mante, y la crisis se profun­diza en la ciudad de Nueva York.

En Estados Unidos, ya se están tomando decisiones desconsoladoras. La Agen­cia Federal para el Manejo de Emergencias pidió al Pen­tágono 100.000 bolsas para cadáveres debido a la posi­bilidad de que las funerarias se vean abrumadas, dijeron fuentes militares.

Indicios de recesión

Las crecientes consecuen­cias económicas señalan ca­si con certeza el inicio de una severa recesión mundial, con niveles de desempleo que probablemente eclipsarán a los de la crisis económica mundial de hace más de una década.

Como casi el 90% de las personas en Estados Uni­dos están bajo orden de confinamiento para fre­nar al COVID-19, se cal­cula que la economía más grande del mundo podría perder hasta 20 millones de empleos y la tasa de des­ocupación podría aumen­tar hasta 15% para fin de mes, de acuerdo con cálcu­los de muchos economis­tas, un nivel no visto desde el final de la Gran Depre­sión, en los años de 1930.

Reclamo de mascarillas

En el norte de Italia, que con más de 13.000 decesos es el país con mayor número de muertes por coronavirus del mundo, guardas armados con termómetros infrarrojos deciden quién puede entrar a los supermercados. En Los Ángeles, el alcalde recomen­dó que sus 4 millones de ha­bitantes lleven mascarilla.

En la ciudad china de Wu­han, donde comenzó la pan­demia en diciembre, un símbolo verde en sus smar­tphones dicta los movimien­tos de sus residentes. Verde es el “código de salud” que indi­ca que un usuario no padece síntomas, y es necesario mos­trarlo para subir al metro, re­gistrarse en un hotel o entrar a la ciudad de 11 millones de habitantes. Todavía exis­ten restricciones para aque­llos con símbolos amarillos o rojos.

La carrera mundial para proteger a la población de los portadores involuntarios del coronavirus se intensifi­có el jueves, enfrentando a gobiernos por la compra de equipos de protección y ge­nerando nuevas dudas so­bre quién debería llevar mascarilla, someterse a con­troles de temperatura e in­cluso salir de casa.

Show More

Related Articles

Back to top button
Close