Wilfrido puso a bailar a todos en la CELAC


Wilfrido Vargas fue el anfitrión musical de la cena en honor a las jefas y jefes de Estado y de Gobierno del CELAC, que se reunieron en Bávaro en el marco de la V Cumbre del referido organismo regional.
El presidente de la República, Danilo Medina, encabezó el encuentro, en el que Vargas echó manos de su contagioso merengue para poner a bailar a la audiencia, olvidándose de la formalidad del protocolo, durante una presentación producida por René Brea, quien nueva vez se lució con un gran montaje.
Vargas hizo su aparición agradeciendo a nombre del merengue y de República Dominicana el trato histórico recibido de todos esos países que habían hecho suya su música, la mayoría de los cuales estuvieron allí representados por sus gobernantes y cancilleres.
Cuando el artista irrumpió con su descarga en escena invitó a los dignatarios a que se pusieran de pie a bailar y corear sus canciones.
La osadía histriónica de Wilfrido, que sorprendió a todos, fue cuando “de manera seria” dijo que Danilo Medina era empleado suyo porque formaba parte de su orquesta, cargo que compartía con el de ser presidente de la República y como tal le “ordenó” que pusiera a los demás presidentes y diplomáticos a alzar la copa para brindar por el bienestar de los pueblos representados en la cumbre.